Arte del Siglo XX: Las Vanguardias

001-cabecera-derain

Introducción.

      Vanguardia del francés “Avant garde”, significa fuerza armada que, a la cabeza de la batalla, va rompiendo y abriendo paso entre las líneas enemigas. Este concepto comenzó a utilizarse en el arte y en los artistas en Francia a finales del siglo XIX, para designar a aquellos grupos artísticos que realizaban un trabajo nuevo, expresivo y desafiante, que rompía con las reglas establecidas anteriormente.

      El concepto no es nuevo pero su contenido sí, puesto  pertenece a lo contemporáneo ya que la vanguardia es clave de lo moderno. Abstracción, formas y colores puros, ruptura con todo, crean sus propias leyes y su historia partiendo de cero. Conviven con las nuevas tecnologías y abren otros caminos estéticos con plena libertad.

     La Historia del Siglo XX es la historia de la Vanguardias, de los llamados “Ismos”, Fauvismo, Cubismo, Futurismo, Expresionismo,….. una historia accidentada, convulsa, con guerras, crisis, vaivenes de todo tipo y grandes acontecimientos políticos sociales y económicos. De entre todo este caos surgirán y se desarrollarán las Vanguardias.

      Se habla de tres etapas o tipos de vanguardias: Las Vanguardias Heroicas, las primeras en aparecer con los pioneros de principios de siglo, Las Vanguardias  Clásicas, de la primera década del siglo y Las Vanguardias Históricas,  desarrolladas durante el periodo de entreguerras de 1914  a 1939. Nacen en Francia a principios del Siglo XX y rápidamente se extienden por el resto de Europa y de los demás continentes, especialmente América.

        Por medio de manifiestos, atacan todos los valores establecidos, no solo los artísticos sino también los sociales, políticos o económicos y sobre todo a la guerra. En literatura se elimina la puntuación, la métrica, la estrofa.

      Los movimientos se suceden vertiginosamente, cada país tiene su propio movimiento artístico, su propio “Ismo”, pero tras la Segunda Guerra Mundial, las Vanguardias cambian, por diversos motivos y en los años 60, coincidiendo con el comienzo de la Guerra Fría, comienzan a perder fuerza y la mayoría desaparece o pierden importancia.

      Las Vanguardias no dominan ni el mercado ni el gusto de crítica o público, todo lo contrario, siempre provocaron la polémica y el escándalo, eran despreciados, ridiculizados y tomados en ocasiones por locos o degenerados. La estética anterior y los convencionalismos burgueses seguían pesando demasiado.

      Sus experimentos crean un nuevo lenguaje artístico, una visión diferente de la representación, algo que muy pocos comprenden (o no quieren comprender). Este nuevo arte no nace de una evolución, sino de la ruptura con los valores establecidos y de la negación del arte clásico. Sí hay una primera intención y su arranque tiene algo que ver con los 4 Padres de la Pintura Moderna (Seurat, Cèzanne, Van Gogh y Gauguin) como hemos visto anteriormente, pero no todas las ideas vanguardistas parten de ellos.

      La Vanguardia comienza su actividad con ataques belicosos, con un claro afán provocativo y polémico. Lo primero que hacen es eliminar de sus obras la tridimensionalidad, por ser un elemento ilusionista y engañoso a la vista, está obsoleta y basada en la perspectiva desarrollada en el lejano Renacimiento Italiano. Los Cubistas representaran el espacio simultáneamente. Otros, por ejemplo los Futuristas, incluyen un factor para ellos imprescindible como una cuarta dimensión constructiva: el tiempo, en cambio otros como los Dadá atacan absolutamente todo incluso reniegan del propio arte.

      Nadie comprendía a las Vanguardias. Picasso hablando sobre ello decía: “El Cubismo no es diferente al resto de los estilos artísticos. Que la gente no lo entienda no significa nada. Yo no entiendo el inglés y para mí un libro en ese idioma es como un libro en blanco, lo que no significa que no sirva para nada o que no exista. El único culpable de que esto ocurra soy yo por no preocuparme de aprender inglés.”

      El Arte Moderno es un lenguaje nuevo que hay que aprender para comprender, nuevas formas de expresión y nuevas sensaciones frente al lienzo. El color y las formas causan estímulos que despiertan nuestra  imaginación y nos hacen sentir bien o mal, eso no importa.

      Cada “Ismo” sigue su propio camino, a veces se entrecruzan unos con otros. A los artistas les sucede lo mismo y  a veces están en unos grupos, a veces en varios y otras  van por libre. En general casi todos tienden a la abstracción, a la simplificación y a la reducción de las formas simples. Lo imitativo, lo narrativo, lo figurativo, pertenece al pasado. Ya Gauguin o Cézanne terminaron con las tendencias ilusionistas de los Impresionistas y como consecuencia se acercaron a nuevas formas. Ya no se copia la realidad, se crea una nueva, pasando así de ser artistas imitativos  a ser creadores. El arte ha de ser experimentación y ahora se representa la percepción y las emociones, siendo el artista quien imponga sus propias normas basadas en su experiencia con el mundo.

     Influyen en ellos las culturas primitivas (máscaras llegadas a continente desde África u Oceanía) o el arte arcaico, por la libertad y espontaneidad que reflejan al estar tan  alejadas de las culturas occidentales. También se interesan por crear formas inexistentes en la naturaleza, tomadas de la imaginación o de los sueños.

      Las Vanguardias no son ni homogéneas ni duraderas (algunas si). Cada una tiene sus propias normas, que además modifican continuamente. Creen en el progreso y en la continua variación, otros en lo intelectual, en lo político, en lo artesano, etc. Sí coinciden en la idea de ruptura y en abrir nuevas tendencias para un pleno desarrollo de lo artístico y lo estético sin importar la manera de conseguirlo.

El salón de Otoño de Paris    

       Creado en 1903 por iniciativa del crítico de arte y arquitecto belga Franz Journdan, con la colaboración de Matisse, Rouault, Bonnard y Marquet, con la intención de dar a conocer la obra de las nuevas promesas del arte de este momento y además  promocionar a los Impresionistas.

      Demasiados artistas y demasiadas obras que seleccionar, catalogar y exponer. La gran mayoría eran rechazadas, incluso lo fue el famoso “Dejeneur sur Herbe” de Manet o “La Chica de Blanco” de Whistler.

002-desayuno-sobre-la-hierba-manet-1863

Desayuno sobre la Hierba de Manet y La Dama Blanca de Whistler

Obras que, aunque parezca increíble, fueron rechazadas

       Como alternativa se decidió exponer un buen número de obras rechazadas al “Salón des Refusés” para que así pudiesen ser admiradas por el gran público. Eran exposiciones no oficiales donde se podía encontrar todo tipo de obras y estilos. Por supuesto las obras de las nuevas Vanguardias eran sistemáticamente rechazadas por los jurados oficiales. Hubo un año que fueron excluidas más de 3.000 pinturas.

003-henri-gervex-jurado-del-salon-de-otonos-examinando-los-cuadros-1885

Henri Gervex. Jurado del Salón de París seleccionando cuadros para la exposición

004-francois-joseph-heim1-salon-de-los-refuses

Francois-Joseph Heim. Salón des  Refusés

      Todo comienza en la Exposición del Salón de Otoño de 1905 en París, donde  Matisse expone su obra: “Calma, Lujo y Voluptuosidad”, inspirado en un poema de Charles Baudelaire “La invitación al viaje” de su obra “Las flores del mal” “Allá todo es lujo, calma y voluptuosidad” y aunque la obra se consideró en un principio una síntesis del Postimpresionismo  luego pasaría a ser la primera obra Fauvista, arrancando así toda la tradición de las Vanguardias.

005-grand-palais-des-beaux-arts-1900

Grand Palais des Beaux Arts, inaugurado para la Exposición de Otoño de 1905

           Su estilo es de inspiración puntillista aunque utiliza el color sin la formula científica de  Seurat  y simplifica la línea y el dibujo. Expuesta en el Salón de los Independientes y más tarde en El Salón de Otoño de París de 1905, será comprada por su amigo Paul Signac.

006-impresionismmo-fauvismo

El impacto visual entre Impresionismo y Fauvismo fue brutal

   Durante la exposición, el crítico de arte Louis Vauxcelles dijo: “he visto a Donatello entre las fieras”. Se refería a una escultura Renacentista de Donatello en centro del salón junto a los cuadros de Matisse, entre otros.  Chocaba considerablemente la obra academicista  junto al brutal uso del color que realizaban los “Fauvistas” como desde este momento comenzaron a llamarse. El término no solo no incomodó a los artistas sino que lo tomaron como nombre para el grupo. Así nace el primer “Ismo”.

      Enseguida otros se unieron al grupo Fauvista como Maurice de Vlaminck o André Derain.

007-lujo-calma-y-voluptusidad-1904

Lujo, Calma y Voluptuosidad 1905

      Presenta una serie de figuras desnudas en la playa con  paisaje, semejantes a la obra de Cézanne “Las Bañistas” una marina con un barco, donde no existe  la proporción, ni el volumen ni perspectiva. Realizado con toques gruesos de colores puros. Como ocurre con el puntillismo, es la retina del espectador quien, con una cierta distancia al cuadro, se encarga de fusionar y componer las figuras. La diferencia con estos es que representaban la realidad como si se tratase de fotografías mientras que los Fauvistas no representan la realidad sino una interpretación personal de la misma.

      En este caso como las pinceladas son tan gruesas las figuras no pueden formarse a través de la distancia por lo que Matisse las perfila con líneas de color.

      La obra representa  el Mito de la Arcadia, el lugar paradisíaco donde todo el mundo vive en una eterna juventud y es feliz para siempre. En armonía y en contacto con la naturaleza su única ocupación era la danza, la música y el amor.

       Matisse pintó esta obra en Saint-Tropez, durante el verano de 1904. Había ido allí a pasar las vacaciones con a su amigo Paul Signac, el pintor puntillista, que fue quien acabaría comprando el cuadro. Influido por Signac, Matisse utilizó una técnica pseudo-puntillista, es decir, un puntillismo relativo, pues los toques de color son muy gruesos y los colores demasiado vivos e irreales.

     Aunque se trata de un tema clásico Matisse introduce algunos elementos modernos para modernizar la obra y hacer ver que es contemporánea, como una gorra de capitán en una de las bañistas, una jarra sobre un mantel, tazas y platos  o un hombre con ropas modernas  que  contempla a las bañistas.

      Rápidamente los estilos y los grupos se suceden y se extienden.

008-fauvismo-vlaminck-restaurant-de-la-machine-bougival-1905

Fauvismo

009-cubismo-picasso-mandolinayguitarra-1924

Cubismo

UNSPECIFIED - CIRCA 1986: Giacomo Balla (1871-1958), Dynamism of a Dog on a Leash, 1912, oil on canvas. (Photo By DEA PICTURE LIBRARY/De Agostini/Getty Images)

Futurismo

011-expresionismo-kirchner-cincomujeres

Expresionismo

012-dada

Dadaísmo

013-surrealismo-dali-lapersistenciadelamemoria

Surrealismo

Viene de: Gauguin

Continúa en: Fauvimo: Matisse

Mariano Roda – Elpincelconlienzo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: