Archivo mensual: febrero 2016

La Fiesta de “LAS MONDAS”

0001 cabecera

La Diosa Ceres

      Deidad Romana (Deméter Griega) diosa de la agricultura, las cosechas y la fecundidad, hija de  Saturno y por tanto hermana de Júpiter, Neptuno, Plutón, Juno y Vesta. Fue una de las esposas de Júpiter. Los cereales deben su nombre a esta diosa.

      Enseñó a los hombres el arte de la agricultura, como cultivar la tierra así como la elaboración del pan, para lo cual tenía a su servicio a otros dioses menores, cada uno con una función específica:

Vervactor –  Barbecho

Imporcitor – Surcos

Insitor – la Siembra, etc.

     En su honor los romanos, coincidiendo con la primavera, le rendían culto y daban parte de sus cosechas como ofrenda.

Continuar leyendo


La Basílica Nuestra Señora del Prado “La Sixtina de la Cerámica”

 001 Basilica exterior 010

Basílica Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina

     Construida durante los siglos XVI y XVII,  de planta basilical en cruz latina, tres naves, en estilo Renacentista y Barroco, considerada como  Bien de Interés Cultural y Patrimonio Histórico de España.

       Es la patrona de la ciudad de Talavera de la Reina.

      El lugar sagrado donde su ubica el templo se remonta hasta la época romana, donde ya existía un primer templo dedicado a las diosas de la agricultura y ganadería, Pales y Ceres. Actualmente y en su honor, aún se celebran anualmente la famosa fiesta de “Las Mondas” en las que se hacen (ahora a la Virgen) ofrendas de flores y frutos de la cosecha.

      Pasó a la cristiandad en tiempos del rey visigodo Liuva II, quien donó a la ciudad la primitiva imagen de la virgen. Se dice que durante la dominación árabe continuó el rito cristiano en la ermita. Tras ser liberado Toledo por el rey Alfonso VI de Castilla, el edificio se rehizo en estilo Mudéjar y posiblemente se donó la imagen de la virgen que actualmente permanece en el altar mayor de la basílica. En el siglo XVI se sustituyó el edificio por el actual, en  estilo Renacentista (la parte más antigua) desde los pies a la reja del presbiterio, hasta que en 1649 se reformó de nuevo y se añadió la capilla mayor y cúpula encañonada, unida por tambor octogonal y al exterior en pizarra gris, rematada por una linterna, que le da su característico aspecto actual, (en estilo Barroco realizada por el arquitecto Fray Lorenzo de San Nicolás). Nuevas reformas en  siglos XIX y XX no afectaron significativamente su aspecto. En 1989 en Papa Juan Pablo II firma una bula por la que se eleva la iglesia a la categoría de Basílica Menor.

Continuar leyendo