El Mito de Baco y Ariadna

 001 Cabecera

      Ariadna era hija de rey de Creta Minos y de Pasifae, se enamoró de Teseo y le ayudó a matar al Minotauro en el Laberinto, para ello le entregó el ovillo de lana que le permitiría llegar hasta el monstruo, matarlo y luego poder salir siguiendo el hilo.

      Teseo se llevó a Ariadna de regreso a su patria Atenas, pero durante el camino la abandonó en una playa mientras dormía, en la isla de Naxos (por orden de los dioses). Baco con su carro tirado por panteras y su cortejo pasaba por la isla y encontró a la princesa durmiendo. El dios se acercó y al contemplar su belleza se enamoró de ella, se casaron y como regalo de boda, Baco le regaló una corona de oro forjada por Hefesto, que más tarde pondría en el firmamento convertida en una constelación (la Corona Boreal).

002 0936

003 0937

004 0938

005

006

007

      Fantástica representación de Baco y todo su cortejo, en la bóveda de la galería del Palacio Farnesio de Roma. Baco, sentado en su trono – carro, tirado por dos tigres, con el Tirso o vara cubierta de hiedra en una mano, el fruto de la vid en la otra, y con su corona de pámpanos. A su lado y en otra carroza tirada por dos machos cabríos, le acompaña Ariadna. Por el cielo revolotean varios putis y a su alrededor danzan y tocan sus instrumentos musicales faunos, sátiros y bacantes. A la derecha, el viejo Sileno a lomos de su borrico, semidesnudo, gordo, borracho y sujetado por varios sátiros para que no se caiga al suelo. Por delante porteadores con todo tipo de viandas y bebidas para celebrar sus festejos.

008

009

010

011 Guido-Reni-Bacchus-and-Ariadne

Baco y Ariadna – Guido Reni

012 antoine-jean-gros-baco-y-ariadna-c-1821--ottawa-national-gallery-of-canada

Baco y Ariadna – Antoine Jean Gros
1821- Ottawa-National Gallery

013 ariadna y baco Tiziano

Baco y Ariadna – Tiziano

       En esta obra, Ariadna es sorprendida y asustada por Baco que aparece en actitud de lanzarse desde su carro hacia ella, con la intención de secuestrarla. Las Bacantes se acercan danzando y tocando crótalos y panderetas, mientras en primer plano un pequeño fauno, con patas de cabra, mira indiferente la escena. Arrastra con una cuerda una cabeza de ciervo y otro muestra una pata en el aire. Se dice que el séquito de Baco cazaba animales salvajes y los devoraban crudos en sus festines. Al fondo, de nuevo aparece Sileno dormido sobre su pequeño burro, sujeto por un fauno. A la derecha uno de los sátiros lleva sobre su cuerpo varias serpientes, representa el domino que tenían sobre la naturaleza salvaje.

014 baco-y-ariadna-chrysler-museum_2

Baco y Ariadna – Chrysler Museum

      Misma escena y mismos personajes. Putis, bacantes, faunos, sátiros, Sileno y su burro al fondo, etc. Ariadna, en esta ocasión sorprendida durmiendo, es mostrada a Baco. En el cielo, la diadema de oro que Baco regala a Ariadna y se convertirá en corona de estrellas.

015 baco-y-ariadna-de-luca-giordano

Baco y Ariadna de Luca Giordano

Como siempre al fondo aparece Sileno tumbado y bebiendo

016 Baco y Ariadna

Baco y Ariadna

        Escena en la que Baco se encuentra conversando con Ariadna, mientras su séquito se toma un descanso. Uno de los putis está a punto de lanzar una de sus flechas de amor sobre la pareja. Al fondo aparece Sileno en su montura, otros cabalgan sobre machos cabríos.

017 dioniso y ariadna

Dionisos y Ariadna

      Un puti entrega la corona de oro como presente a Ariadna

018 jaccopo-amigoni-baco-y-ariadna-pintores-y-pinturas-juan-carlos-boveri

Jaccopo Amigoni – Baco y Ariadna

019 Jacob-Jordaens-Bacchus-and-Ariadne

Jacob Jordaens – Baco y Ariadna

020 turchi-alessandro-bacchus-and-ariadne-1630-32

Turchi Alessandro – Baco y Ariadna 1630

       Ariadna llora entristecida por haber sido abandonada en esa isla. Baco la consuela y le hace entrega de la corona de oro. Detrás, de pie, Sileno es sujetado por dos faunos pues, dado su estado de embriaguez, no es capaz de mantener el equilibrio. A la derecha un amorcillo prepara su flecha con la que enamorará a la pareja.

El Séquito de Baco

      En su recorrido por el mundo Baco se hace acompañar de un numeroso cortejo compuesto por bacantes, ninfas, sátiros, faunos, músicos, danzantes, el sabio Sileno, Pan y Priapo, hijo de Afrodita y Baco, dios rústico de la fertilidad y guardián de jardines.

      Las Bacantes o Ménades, eran en su mayoría mujeres procedentes de Tebas que poseídas por los ritos (y el vino) de Baco, danzaban y gritaban como posesas alrededor del carro del dios. Tenían una fuerza sobrehumana, perseguían a los animales salvajes y los devoraban crudos. Tenían la facultad de hacer brotar de los árboles leche, vino y miel. Las Ménades eran ninfas que cuidaron de Baco en su infancia. Bacantes y Ménades a veces son las mismas y a veces son diferentes, según los distintos mitos.

001

Las Bacanales

      En el mundo Griego y Romano las Bacanales eran fiestas en honor al Dios Baco, en las que se bebía sin medida. Las sacerdotisas organizadoras de la ceremonia se llamaban bacantes y el nombre ha quedado asociado a las orgías romanas. En principio era un rito en el que solo participaban mujeres, más tarde comenzaron a participar también los hombres. Los carnavales actuales provienen de la herencia de las antiguas bacanales.

      Son un motivo muy sugerente para los artistas de todos los tiempos, ya desde el siglo IV a.C. se representaban frecuentemente en vasos y copas griegas, solas o acompañadas d Baco. Se las representa generalmente semidesnudas o cubiertas con pieles de animales o velos transparentes, bailando, con los cabellos desordenados al son de címbalos, cuernos y panderetas. Incluso Picasso pintó una Bacanal en su etapa cubista, inspirándose en Poussin.

002

003

005

006

007

007 0932

007 0933

007 0934

008

      Similar representación de Baco y su cortejo como en la obra del Palacio Farnesio. Esta vez el carro del dios es tirado por dos centauros con la particularidad de que uno de ellos es hembra (muy raramente representadas en arte). Otra novedad es la aparición en el cielo del Carro de Fuego de Apolo, que trae con su luz el nuevo día.

moeyaert-claes-cornelisz-triumph-of-bacchus-1624

Moeyaert Claes Cornelisz – Triunfo de Baco 1624

009

010

      Representación del tema ambientado a la moda del estilo Galante en un típico jardín del Rococó. Las posturas, los vestidos, la forma de danzar, una estatua clásica, etc.

011 tiziano14

Bacanal – Tiziano

012 Bacantes 2

Bacanal

014

015 1944 Picasso Bacanal

Picasso – Bacanal, inspirado en Poussin

016 bacanal poussin nicolas

Nicolás Poussin – Bacanal

LAS-BACANTES-Sennsa-Teatro_009

Las Bacantes -Sennsa-Teatro

Sátiros y Faunos

       Eran divinidades menores campestres que vivían en los bosques y protegían sus rebaños. Favorecían a la gente, pero por su aspecto eran temidos y evitados. Se les supone nacidos del dios Pan.

      Las representaciones más antiguas de los sátiros eran en forma humana con cola y orejas de caballo. Con el tiempo van transformándose y son medio hombres medio cabras, con cuernos y pezuñas.

001

002

003

004

005 fauno 1

Sátiros tocando la flauta – Carboncillos Mariano Roda

007

008

009

010

      Al igual que ocurre con Bacantes y Ménades, los Faunos y Sátiros a veces también se confunden según los relatos.

Los Faunos más famosos fueron Sileno, Pan y Marsías.

      Sileno, dios de fuentes y manantiales, hijo de Pan y padre de los Sátiros, de gran sabiduría, se dice que fue él quien enseñó a Baco el arte de la flauta y el cultivo de la vid. Acompaña a Baco aunque siempre aparece representado como gordo, borracho y transportado por un asno. Se llaman Silenos a los faunos ancianos.

011

012

013 cornelis de vos baco

Baco y Sileno – Cornelis de Vos

013 sileno rubens

Sileno- Rubens

014 Peter_Paul_Rubens_011

Sileno- Rubens

      Pan. Hijo de Zeus y de Hibris o de Calisto, (o Hermes según las versiones), venerado en La Arcadia es el dios de los pastores y de la fecundidad de la naturaleza salvaje. De aspecto muy desagradable, al verlo todos le huían (pánico). Tenía el torso humano muy velludo, apariencia caprina de cintura para abajo y con cuernos en su frente. Vivía en los bosques y no dudaba en lanzarse tras toda ninfa que pasase por sus dominios (Ver entrada Pan y Siringa).

015

016

017

018

019

020

021

      Marsías. De Frigia, desafió a los dioses recogiendo una flauta, que Atenea había arrojado al suelo y se jactó de tocar mejor que el propio Apolo. Como castigo fue despellejado por éste. (Ver entrada Apolo Dios de la Luz).

022

Mariano Roda – Elpincelconlienzo.com

Anuncios

One response to “El Mito de Baco y Ariadna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: