Pitágoras encontró que al dividir una cuerda a la mitad producía un sonido que era una octava más agudo que el original. Con sucesivas divisiones y subdivisiones obtuvo una escala musical matemática.