La expresión artística a través del cuerpo

“EL CUERPO COMO SOPORTE DE LA EXPRESIÓN ARTÍSTICA”

La Decoración Corporal

      Es curioso observar como en civilizaciones separadas por el tiempo y por su ubicación , habitantes de mundos diferentes que nunca han tenido contacto entre ellos, se dan coincidencias tanto en costumbres, religión, construcciones, ritos, como en sus expresiones artísticas, danzas, vestuarios o decoraciones corporales.

      El hombre de todos los tiempos ha sentido la necesidad de autodecorarse, por los motivos mas diversos.

       El arte representa el mundo real o irreal y sirve además como complemento al aspecto de las personas. El ser humano, como cualquier ser de la naturaleza, tiene un canon de belleza con el que se compara y compite con sus semejantes  y una tendencia a destacar por su aspecto sobre los demás. Ese canon no se logra casi nunca  de forma natural por lo que recurre a artificios, adornos personales que configuran un arte complejo en el que se utilizan los mas diversos materiales y objetos, unos para ciertas ocasiones como collares, brazaletes, pinturas corporales y otros fijos para siempre como tatuajes, escarificaciones o perforaciones.

       Además de embellecimiento, el adorno dice mucho de la persona que lo lleva, posición social, valor, mención honorífica, método de curación de enfermedades, marca de casadera, sociedad secreta, etc.

       El dibujo permanente en el cuerpo, llamado en muchos idiomas tatuaje, deriva de la palabra polinésica “ta” que significa “dibujar” y puede realizarse de cuatro formas diferentes, todas ellas muy dolorosas. Por punción. Dando pinchazos poco profundos y aplicando sobre la herida colorantes, como hollín, carbón vegetal o tinta china. Por el método llamado “moko”, cortando con un cincel la piel y tiñendo luego, (método preferido por los Maoríes para decorarse la cara). Por “queloides” heridas que se mantienen artificialmente abiertas hasta que forman cicatrices en forma de botones, practicado por los negros del oeste africano y australianos. Y por ultimo el sistema de cicatrices producidas por cortes, sin colorantes, quedando de una forma natural unas zonas mas claras sobre la piel.

      El tatuaje ya se practicaba en Europa en la prehistoria y hasta comienzos de la edad media, sobre todo en la cuenca del Danubio, sur de Rusia y Escocia. Es el adorno preferido en climas cálidos o tropicales donde la piel no se cubre o se cubre mínimamente. Los pueblos de piel oscura prefieren la escarificación que destaca en relieves muy pronunciados de complicados  diseños.

.

      Existe otro tipo especial de pintura corporal muy antiguo que es obtenido por medio de las llamadas pintaderas o sellos realizados en cerámica o madera con los que a modo de tampón se pueden repetir, cuantas veces se desee, un mismo diseño, siempre con la misma perfección sobre el cuerpo.

      Otros adornos obligan a la perforación de la piel, orejas, fosas nasales, etc.

      Todas estas antiguas costumbres perduran hasta nuestra época  y están, algunas de ellas, particularmente de moda hoy día.

       Tal vez el embadurnarse el cuerpo con tintes comenzara como protección contra parásitos        actuando  como repelente, pero el motivo principal en culturas primitivas es el del rito sagrado y la comunicación directa con sus antepasados.

LOS INDÍGENAS AMERICANOS

      Los antiguos pobladores americanos no se comprendían entre ellos y antes de la llegada de los blancos, lo que utilizaban como forma de expresión eran viejos signos que desde miles de años trazaron sus antepasados en la roca y sobre sus cuerpos.

        Todos los años, los pieles rojas, se reúnen desde los mas diversos puntos para realizar sus ceremonias. Se adornan con atavíos confeccionados con abanicos de plumas que imitan a los pájaros. El tocado de sus cabezas es de crines de puerco espín teñidos de rojo y brazaletes de cascabeles  tintinean al ritmo de sus pasos.

      Estas costumbres son muy antiguas y se transmites de padres a hijos. El gran jefe utiliza un verdadero tocado de guerra, cada una de las plumas de águila o de halcón, corresponden a uno de sus triunfos.

       Los tocados de plumas están reservados a los hombres, en cambio las mujeres poseen aderezos y adornos de conchas que, colocados sobre sus orejas brillan y reflejan la luz.

      En el pasado en la celebración de estas fiestas se realizaban los sacrificios mas crueles y sanguinarios. Hoy día solo se conservan las danzas rituales y ofrendas a la naturaleza y a los dioses.

      Cada tribu tiene sus propias danzas de acuerdo a unas necesidades particulares, favorecer la caza, remedio para las enfermedades, prosperidad, etc. Tanto las pinturas de sus escudos como las de sus propios cuerpos, poseen poderes mágicos que les proporcionan suerte en el combate.

      Para los indígenas americanos existían muchos poderes y dioses diferentes, el cielo, la tierra, los astros, los animales. En algunas tribus se sostenía que todo el poder procedía de un solo gran poder y los demás dioses formaban parte de el.

      Los brujos navajo eran famosos por sus curaciones mediante pinturas de arena. Cada diseño servia para un propósito concreto y una vez alcanzado se destruía la pintura.

      Al igual que sus antepasados, el indio amazónico, cazador y pescador, cada mañana antes de introducirse en el bosque, tomara siempre la misma precaución. Frente al espejo, cuidadosamente, se pintara el rostro con dibujos geométricos. Estos ahuyentaran a los ocelotes, poniéndoles en fuga. Una vez obtenida la pieza pedirá perdón a su espíritu para que no dañe a su familia.

      Para los días de fiesta, el rojo es el color preferido del indio, completando su decoración con plumas de tucán en los tocados. Los antepasados aseguraban que estos adornos , a su muerte, les ayudarían a remontarse hasta el cielo.

       Mujeres, hombres y niños, se embadurnan cuidadosamente el cuerpo con tintes brillantes y rojo. Es el “rucu” extraído del grano de un arbusto espinoso. Sus rostros los atraviesan con dibujos geométricos que representan animales.

      Muchas de las costumbres de culturas primitivas ha desaparecido (y las propias tribus), sobre todo por el contacto y la contaminación de las llamadas culturas “civilizadas”. La mayoría de los grupos, que anormalmente son llamados primitivos, habrán desaparecido dentro de una generación, a no ser que tomemos urgentes medidas para detener el proceso.

    El contacto entre Europa y el resto del mundo, tribus aisladas, comunidades isleñas y civilizaciones perdidas, se inició hacia finales de la edad media, cuando Portugal, España, Holanda, Gran Bretaña y Francia, decidieron enviar a sus exploradores, comerciantes y misioneros, al mundo salvaje. A fines del siglo XIX junto con la revolución industrial y social se intensifico este contacto y hubo una fusión entre las formas de existencia civilizada y primitiva. Muchas de estas ultimas al no adaptarse, fueron acosadas y perseguidas hasta su practica extinción.

      Afortunadamente y debido a su aislamiento en zonas inaccesibles, muchas tribus se han salvado de la “civilización” blanca como los pastores Fulani en África, los Maoríes en nueva Zelanda o los Papúas en nueva guinea.

LOS PAPÚA DE NUEVA GUINEA

      En 1.930, un millón de personas vivían en las tierras altas de Papúa-Nueva Guinea. Su existencia había permanecido oculta para el resto del mundo hasta esa fecha. Los primeros hombres occidentales en contactarles fueron australianos en busca de oro.

      Su nivel tecnológico es comparable al del Paleolítico-Neolítico de la Europa occidental.

      Por desgracia sus costumbres, debido a la contaminación moderna, están deteriorándose rápidamente. Los pigmentos naturales y las plumas de las mas vistosas aves del paraíso hoy son cambiados por papel plateado que les suministran las tiendas de las poblaciones importantes mas cercanas.

      Donde vivían orgullosos guerreros semidesnudos habitando cabañas de madera y paja, hoy vemos vagabundos con camisetas raídas , pantalones vaqueros en casetas prefabricadas.

      Aislados en sus valles, separados del resto del mundo por las altas cordilleras de la isla y por las grandes extensiones de pantanos y manglares, los Papúa se creían los únicos hombres del planeta, denominándose así mismos las “highlanders”. Cuando vieron aparecer a los primeros hombres blancos, pensaron que eran sus antepasados regresando del mas allá, ya que según sus creencias, el blanco es el color de la muerte. En unos casos fueron tratados como dioses, en otros rechazados y atacados, pero siempre causaron desconfianza y verdadero terror. Pequeñas escaramuzas guerreras terminaron rápidamente bajo el poder del rifle del hombre blanco frente a flechas de madera. Sus habitantes acabaron por acatar el poder de los buscadores de oro y colaboraron con ellos.

     El arte en Papúa, como en todas las culturas   pretecnológicas, juega un papel esencial en la vida cotidiana. Esta presente en multitud de objetos de uso diario, doméstico, arquitectónico o guerrero. Los Papúas decoran las proas de sus embarcaciones imitando cabezas de cocodrilo u otro animal, labran bellamente los pilotes de madera de sus casas o los reposacabezas que emplean para dormir, aparte de elementos ya puramente decorativos, como mascaras o tallas de madera que complementan coloreándolos con tierras ocres, arcillas y carbón vegetal. El arte  es un importante medio entre ellos para la comunicación, creencias religiosas y estatus social de la tribu.

 La variedad artística y ornamental de estos pueblos es asombrosa, pero no es un arte como nosotros lo concebimos, para admirar o colocar en una vitrina, es un arte presente en las personas, arte corporal de hombres y mujeres, todo un mundo mágico ritual incomprensible para el hombre occidental. Lo que si esta claro para nosotros es su fuerza y su gran plasticidad.

      Las hileras de danzantes son un espectáculo artístico difícil de olvidar, pero es un arte efímero, dura unas horas, acabada la fiesta, acaba todo. La cultura Papúa es bastante primitiva, muy belicosa y en la actualidad aun se practica, en los lugares mas apartados, el canibalismo ritual.

      Vivían en constantes guerras, a veces rituales y otras de incursiones en las que se cobraban numerosos muertos. Estas guerras servían para acrecentar el sentido de obligación del pueblo para con sus espíritus y antepasados. Se creía que hasta que no se vengaba una muerte, el pueblo y las cosechas sufrían las consecuencias. Por medio de la guerra se zanjaban diferencias de territorios, cultivos, tabúes o cualquier tipo de discusión entre miembros de distintos clanes.

      Ahora buena parte de guinea esta pacificada gracias a la administración australiana. Al terminar las guerras tribales, por la  intervención del hombre blanco, los Papúa han cambiado el tipo de guerra por uno mucho mas interesante: la de rivalizar por poseer los mejores y mas vistosos atuendos y pinturas ceremoniales sobre sus cuerpos.

      Las mas importantes celebraciones son el “sing sing” y el “moka”. El primero sirve para diversas ocasiones, bodas, fechas señaladas, etc. En él participa todo el poblado. El moka es un gran acontecimiento, puede ser un armisticio tribal, es la mas grande de las celebraciones que aun puede verse en las tierras altas de Papúa-Nueva Guinea. Se celebra el 16 de septiembre, fecha en la que Australia concedió la independencia a la zona.

      Aunque básicamente para la decoración emplean los mismos pigmentos naturales y los mismos elementos  de siempre, la diferencia decorativa, según las tribus e incluso entre clanes afines, es enorme. Para los tocados de plumas se emplean mas de veinte especies distintas de aves del paraíso que viven en la isla, además de  la gigantesca paloma goura, pasando por la inmensa variedad de loros y del águila de montaña.  A veces incluso colocan en sus tocados loros enteros aplastados y disecados, en un rudimentario proceso de taxidermia.

“Papuas Hombres y Mujeres, Melpa y Mendi”

      Dependiendo de cada tribu, cada sexo y a veces según que ceremonia, hombres y mujeres emplean colores, dibujos y tocados diferentes, así los hombres de la tribu Melpa, una de las mas poderosas, emplean como color de base para sus rostros el negro de carbón  vegetal, aglutinado con aceite de cerdo. Las mujeres embadurnan sus rostros con un polvo rojo intenso que extraen de la bixa orellana, completando con trazos de barro blanco y puntos azules.

      Los guerreros Huli, los mas primitivos en el área de Tan, emplean fundamentalmente el color amarillo para cubrir sus rostros y cuerpos. Completan el decorado con tocados característicos o “manda”, confeccionados con cabello humano de enemigos muertos, flores y plumas de loro y ave del paraíso.

“Guerreros Huli”

      Los hombres de las tribus de las montañas de Mendi emplean argollas grises añadiendo trazos y puntos rojos, amarillos, blancos y azules. Para aplicarse el maquillaje usan los dedos, para las franjas anchas y cañas y tallos machacados para las líneas finas y los punteados.

      El proceso completo puede durar unas dos horas, sin contar que los preparativos, en los que se incluye la caza, pueden durar muchas semanas. Algunas mujeres, dado lo difícil de conseguir los diferentes materiales, prefieren decorarse el cuerpo permanentemente con tatuajes, limitándose luego al maquillaje para completar su decoración

      Los Asaro, de pequeña estatura y carácter pacifico, realizan una de las ceremonias mas curiosas y típicas de la zona de las tierras altas.

      Permanentemente acosados por tribus vecinas, un líder de los Asaro ideó una estrategia brillante: con arcilla blanca extraída de un lugar sagrado indicado por sus antepasados, se cubrieron el cuerpo y con el mismo material construyeron horribles mascaras con las que ocultaron sus rostros. Los hombres de barro, con el color de la muerte, presentados frente a sus enemigos en absoluto silencio, lograron victoria tras victoria.

       El método de guerra Papuá es con gran alboroto, gritos y escándalo, al ver estas apariciones silenciosas se provocaba la huida despavorida, abandonaban los poblados que eran saqueados por los hombres de barro.

      Además de las descritos, existen otros muchos elementos empleados por los Papuás para completar su atuendo como por ejemplo:  conchas de grandes moluscos, brazaletes de hueso de cerdo, diademas de escarabajo verde, picos de cálao, pieles de pitón, faldellines de hojas y últimamente elementos adulterados, facilitados por las tiendas de la civilización, como el papel plateado o cargas de bolígrafo. El destino final de todos estos decorados corporales es el de las ceremonias Papuás. Siempre hay un motivo por el que realizarlas y en estas fiestas se pone de manifiesto toda su capacidad de lucimiento y complicación en sus adornos corporales. Son todo un ejemplo de competición no sangrienta.

      Este arte que utiliza el propio cuerpo para desarrollarse, es indudablemente el primer contacto con esta forma de expresión de casi todos los pueblos. El arte corporal es el mas rico que actualmente podemos encontrar en nuestro planeta.

EL TATUAJE

      En las culturas primitivas, todos estos ritos se realizan por motivos mágicos y religiosos. En nuestro mundo civilizado, los motivos son los mas diversos y pintorescos. Tatuajes que representan símbolos de libertad, eternidad, amor, esperanza, agresividad, bandas, racismo, homosexualidad, política, etc.

      La práctica del tatuaje, por el dolor que provoca, se consideraba hace unas décadas,  exclusiva de delincuentes y clases bajas de la sociedad, marinos, soldados, presidiarios. Tenía  una gran importancia en la antropología criminal, ya que por medio de ellos se podía identificar a los condenados a modo de “carta de recomendación”, según el dibujo se sabia si eran ladrones, asesinos o contrabandistas.

      En el tatuaje, como en todo, se ha prosperado mucho y hoy existen maquinillas punzadoras eléctricas que trabajan rápidamente, apenas sin dolor y con plantillas con todo tipo de diseños,  para los que se emplean tintas de gran calidad. Se ha convertido en un adorno mas para lucir, nada tan vivo, tan autentico y pasional como el grabado en la piel. Cada tatuaje significa una época vivida, una emoción, una dolencia, un amor. Hay verdaderos fanáticos del tatuaje y se busca un lugar escondido en la piel porque ya no queda nada libre. Dicen que el que se hace uno siempre quiere repetir.

      Un caso muy curioso es el del “Gran Omi”, ex-militar de Londres, que en 1.922 se hizo tatuar prácticamente todo su cuerpo, por el famoso tatuador George Burchett. Franjas negras, como si de una cebra humana se tratase, recorrían toda su anatomía. Su fin era el de exhibirse por ferias y bazares.

“El Gran Omi”

Tatuajes con Henna .

      La henna es un colorante vegetal usado desde hace miles de años. Es el mas efectivo para teñir el pelo. Puede emplearse también para realizar tatuajes no permanentes. Estos tatuajes no requieren agujas, no penetran en la epidermis y por lo tanto no son peligrosos. Son temporales, pueden durar unas dos o tres semanas, dependiendo del contacto con el agua y del tipo de piel.

     El color que queda sobre la piel varia del tono café, ocre, rojo, carmesí, anaranjado, etc.

    Es el método preferido por la gente que, aunque les gusta   tatuajrse, temen el dolor de las agujas o no soportan la idea de  llevar sobre su piel, toda la vida,un dibujo determinado.

ARTE CORPORAL PRIMITIVO Y ARTE CORPORAL MODERNO

      Todo sigue igual, en nuestro mundo civilizado se mantienen los mismos ritos primitivos, aunque al convivir con ellos cotidianamente no nos damos cuenta. Nuestras mujeres  se siguen agujereando las orejas para adornarse con pendientes y la nariz y cualquier otra parte del cuerpo para colocarse sus piercings.  Se maquillan la cara la cara y se pintan con vivos colores los labios y ojos. Lo mismo ocurre con los hombres.

      En todos los pueblos se celebran  anualmente fiestas conmemorativas de acontecimientos importantes y en las que se lucen los mas llamativos trajes regionales. Las danzas son también características y particulares de cada zona. En los carnavales se hace gala de una ostentación de luz y color, con plumas y lentejuelas, dignos de los lejanos Papuás.

BODY ART

     Nos horrorizan mucho los antiguos ritos, donde se realizaban sacrificios de animales e incluso de seres humanos y no nos damos cuenta de que  hoy día, en nuestro mundo artístico actual, se siguen dando esos mismos sacrificios tan cruentos o mas como es en el caso del body art. En esta modalidad artística destacaron hace unos años las acciones del grupo Vienes, situado en Alemania, en el que participaron artistas como Gunter Brus, Otto Jul o Rudolf Schwarzkogler. Sus representaciones calificadas como de sadomasoquistas, se basaban en brutales automutilaciones. Se hacían incisiones en diversas partes del cuerpo, como en el  caso de Gina Pane, para luego embadurnarse con la sangre que manaba. Pretenden que el cuerpo sea el objeto del arte, símbolo provocativo de ambivalencia sexual y perversión. Otras veces empleaban animales y se bañaban en su sangre. Se han dado casos incluso de suicidios en público como método de expresión artística. Otros, enfermos terminales de cáncer o sida, exponen por diversos lugares su enfermedad y la forma en la que, poco a poco, van  consumiéndose  hasta morir.

      Estas acciones tienen un fuerte carácter ritual y a veces sexual.

      Muy diferentes fueron las actividades llevadas a cabo por los artistas ingleses Gilbert and George. Sus acciones se basaban en posar, perfectamente vestidos, de pie o sentados, inmóviles por completo, durante algunas horas, como si de esculturas vivientes se tratase. En una de sus acciones más conocidas, se situaban sobre una mesa y repetían una y otra ves los mismos movimientos mientras sonaba una grabación musical. Es el artista, como su propia obra de arte.

      Otro tipo de acciones similares pero mucho mas “suavizadas” son los denominados  “happenings” o sucesos, que ponen de manifiesto su función mágica a través de sus rituales y cultos. Pretenden que estas acciones interesen al mayor numero posible de personas   y que estas colaboren con los propios artistas. Los llamados “environments” o ambientes, dan lugar a que se establezcan nuevas normas de conducta del espectador de la obra artística, en ellos se plantea una obra abierta que requiere su  participación.

      El critico italiano Gillo Dorfles establecio un paralelismo entre los primeros happenings y las actividades del body art.

      Una modalidad dentro del happening la constituyeron la acciones del grupo Fluxus (fluir), impulsado por el norteamericano George Maciunas, quien en 1962 pasó a Europa y organizo el primer festival Fluxus en Wiesbaden. Este pintor y compositor,  tendió  a rodearse de artistas que no solo se interesasen por un tipo de manifestación artística concreta , sino que fueran también capaces de actuar en distintos sectores. El grupo no era cerrado, estaba abierto a cualquier artista que deseara participar de forma individual o junto a otros artistas. Su pretensión era dejar fluir sus acciones durante un tiempo determinado y a veces se realizaban simultáneamente en diferentes países.

      También tenemos actualmente nuestros propios chamanes modernos, que realizan un arte especial y ligado a la idea de rito. Es el caso de Joseph Beuys, miembro del grupo Fluxus,  quien entiende su propia biografía como un rito mágico-artístico. Cuenta que durante la segunda guerra mundial, cuando pilotaba un avión, fue abatido por las tropas rusas y cayó en la zona de Crimea, donde fue recogido por un grupo de nómadas tártaros que le curaron hasta su total restablecimiento. Para curarles de sus múltiples heridas, untaron su cuerpo con grasa animal y lo cubrieron con fieltros. En recuerdo de su milagrosa recuperación, su obra artística se centró en general en el empleo de esos dos materiales, grasa y fieltro.

      Fuera ya del grupo Fluxus, Beuys efectuó en 1965 una de las acciones mas significativas y comentadas ¿Cómo explicar los cuadros a una liebre muerta?. En ella el artista se embadurnó la cabeza con miel, mezclada con pan de oro, hasta que quedo irreconocible, como si llevara una mascara. Esta es una acción cargada de simbolismo, la liebre es el animal que se asocia al nacimiento y a la reencarnación. La miel expresa el sufrimiento que hay en el conocimiento y el oro es todo lo superior. Pretendió con esta acción su deseo y el interés por el intelecto humano.

      Beuys aparecía con frecuencia con animales, ciervos, renos, abejas. Es la belleza de lo natural, una critica contra la agresión de la civilización hacia ella.

“Coyote”

      Otra de sus acciones mas impactantes fue la realizada en la Galería René Block de Nueva York en 1974 . Coyote. La acción se desarrollo durante siete días y siete noches en una sala de la galería, convertida en jaula. Coyote y artista convivieron juntos. En el lugar solo había un montón de paja para que el animal pudiera echarse y Beuys llevaba un cayado, unos guantes de piel y una tela de fieltro para cubrirse. Fue la reivindicación, a través del coyote, de la conciencia de la marginación india , el retorno al primitivismo y protesta por situación en la que se encuentran determinados grupos humanos.

      En los últimos años de su vida, BEUYS SE AFILIO AL PARTIDO DE LOS VERDES DE Alemania. Él decía que era la ampliación del arte. Creía que todo ser humano era un artista en potencia, solo debían proporcionársele los elementos necesarios para poder desarrollar esa faceta de su personalidad

BODY PAINTING

     La práctica de decorar el cuerpo había quedado restringida a la cosmética facial. El Body Painting pretende recuperar las primitivas experiencias   de la pintura corporal  total, empleando pinturas naturales o acrílicas. Este tipo de expresión artística aun no esta muy difundida, es considerada decoración para fiestas y muchos lo ven con malos ojos,  debido a la desnudez de los cuerpos que van a ser decorados.  Aun así el Body Painting viene pisando más fuerte que nunca y nos descubre una nueva belleza: la del  cuerpo como soporte de un viejo arte que renace ahora.

      El precedente del body painting fue el artista frances Yves Klein.

      Pasado y presente del arte se funden en una rueda infinita por la que van sucediéndose tendencias “nuevas” que siempre retornan al origen. Pintura moderna, pintura rupestre, que mas da, es todo igual, siempre lo mismo.

        La abstracción, la transparencia y la simbología, son elementos comunes tanto del arte prehistórico como del arte contemporáneo. El espacio en el que uno y otro se mueven, tiene muchas cosas en común. Es como un espacio universal.

“Body painting”

      Kandinsky, klee y otros contemporáneos, nos abren nuevas panorámicas que poco a poco nos permiten comprender el concepto espacial del arte primitivo.  Sus objetos rompen con las reglas de verticalidad y horizontalidad y se mueven en sus obras libremente como do flotasen en el agua. Buscan mediante el color y la forma el subconsciente y nuestras mas intimas sensaciones.

       Lo mismo ocurría en el arte primitivo, no había ni arriba ni abajo, el que algo apareciese en una determinada posición, carecía de importancia para los ojos del hombre prehistórico.

El Pincel, con lienzo – Mariano A. Roda Maiquez

Fotografías Papuas por:  Pedro Saura

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 445 seguidores

%d personas les gusta esto: